egipto y sus periodos

Egipto y sus periodos

La Civilización Egipcia, se desarrolló durante 3000 años. Sus orígenes parten de la agrupación de distintas ciudades del Valle Del Nilo, aproximadamente desde el 3150 a C. al 31 a C. fecha en que tuvo lugar la ocupación del Imperio Romano que dio con el fin de su desarrollo cultural. Desde sus inicios hasta la fecha de su decadencia, la Civilización Egipcia, pasó por diferentes períodos de tiempo y distintas etapas culturales a lo largo de su historia. Los cuales estuvieron marcados por distintos hechos o acontecimientos, que en ocasiones dieron nombre a estos períodos:

PERIODO LEGENDARIO

En este tiempo, Egipto estaba gobernado por reyes al servicio de Horus, el pueblo vivía agrupado en clanes, y posteriormente en grupos más numerosos denominados Nomos. A este periodo se le atribuye la aparición de la escritura jeroglífica, así como la del calendario.

PERIODO TINITA

Debe su nombre al gran éxito cultural que obtuvo en esta época la ciudad de Tinis. También tuvo lugar otro acontecimiento muy destacado, como fue la aparición del primer faraón con el nombre de Memes. La posibilidad de que las mujeres pudieran ascender al trono, también fue un hecho aprobado en esta época.

PERIODO MENFÍTICO

Al igual que sucedió con la ciudad de Tinis, en este periodo le tocó el turno a la ciudad de Menfis, que dio nombre a este periodo, donde reinaron 10 dinastías. Se le atribuyen las construcciones de Keops, Kefrén y Micerino.

PERIODO TEBANO

En la ciudad de Tebas se instaló su capital, donde se realizó la obra del Laberinto, un edificio que disponía de 1500 habitaciones y 12 patios, además de un lago artificial, para el uso de regadío.

PERIODO DEL APOGEO

Este fue el período de mayor éxito y consiguió alcanzar a su vez la mayor propagación, fruto de las conquistas realizadas entre otros por los faraones Tutmosis, El Grande y Ramsés II. Durante el reinado de Amenofis IV, se instauró el monoteísmo a favor del dios Atón.

PERIODO DE LA DECADENCIA

Este período quedaría marcado por las distintas guerras entre dinastías del Alto y Bajo Egipto, que hicieron perder fuerza a la cultura egipcia y dio lugar a las invasiones persas, griegas y por último del imperio romano que lo debilitó de manera definitiva en la batalla de Actium, venciendo a su reina Cleopatra.