Comarca de la Guareña

Esta comarca que toma su nombre del rio que baña la zona; el rio Guareña, se encuentra ubicada en la provincia de Zamora. Su historia se remonta hasta donde alcanza la memoria, ya que desde la prehistoria ha sido protagonista, como demuestran los distintos yacimientos encontrados en estas tierras zamoranas, pertenecientes a diferentes etapas o períodos prehistóricos.

Primeros pobladores en la Edad de Piedra

El yacimiento de Valdeaguín se encuentra en la localidad de Fuentelapeña, y pertenece a la época inicial de la Edad de Piedra, el Paleolítico Inferior. Este período de tiempo se considera el más largo de toda la historia, ya que tuvo su aparición hace dos millones y medio de años, hasta hace ciento veinticinco mil años. En este yacimiento se han encontrado pruebas fehacientes de la presencia humana en esta comarca, como lo demuestran diferentes piedras talladas líticas, pertenecientes a la cultura Achelense.

 Yacimientos en Castrillo de la Guareña de diferentes períodos

 El yacimiento de el Coto, es otro de los yacimientos que nos podemos encontrar en esta región, y pertenece al período Calcolítico o Edad de Cobre, que tuvo lugar entre los años 5000 a C. y 1800 a C. dividiéndose a su vez en otros tres períodos: Calcolítico Inicial, Calcolítico Pleno y Calcolítico Final. Este se halla localizado en la localidad de Castrillo de la Guareña, muy cerca de otro yacimiento, este último perteneciente a la Edad de Hierro.

Ajuar mortuorio de la Edad del Bronce

También existen pruebas concretas de la presencia de estos primeros pobladores, durante la Edad de Bronce, como la tumba encontrada en la localidad de Villanueva del Puente, que, según historiadores y arqueólogos, perteneció al que pudo ser un líder o jefe, gracias a los enseres encontrados, a forma de ajuar mortuorio; un puñal de cobre, un brazalete de arquero, o distintas vasijas de la cultura Campaniforme. Este período de la Edad de Bronce aconteció entre los años 1800 a C. Y 800 a C.

Edad del Hierro

Como hemos comentado anteriormente, en la localidad de Castrillo de Guareña, cerca del yacimiento del Coto, podemos encontrar los restos de otro yacimiento, perteneciente a la Edad del Hierro. Los diferentes hallazgos encontrados en la zona, nos hacen corroborar la presencia humana, en una época que tuvo lugar entre los años 800 a C. y el siglo I a C.

Egipto y sus periodos

La Civilización Egipcia, se desarrolló durante 3000 años. Sus orígenes parten de la agrupación de distintas ciudades del Valle Del Nilo, aproximadamente desde el 3150 a C. al 31 a C. fecha en que tuvo lugar la ocupación del Imperio Romano que dio con el fin de su desarrollo cultural. Desde sus inicios hasta la fecha de su decadencia, la Civilización Egipcia, pasó por diferentes períodos de tiempo y distintas etapas culturales a lo largo de su historia. Los cuales estuvieron marcados por distintos hechos o acontecimientos, que en ocasiones dieron nombre a estos períodos:

PERIODO LEGENDARIO

En este tiempo, Egipto estaba gobernado por reyes al servicio de Horus, el pueblo vivía agrupado en clanes, y posteriormente en grupos más numerosos denominados Nomos. A este periodo se le atribuye la aparición de la escritura jeroglífica, así como la del calendario.

PERIODO TINITA

Debe su nombre al gran éxito cultural que obtuvo en esta época la ciudad de Tinis. También tuvo lugar otro acontecimiento muy destacado, como fue la aparición del primer faraón con el nombre de Memes. La posibilidad de que las mujeres pudieran ascender al trono, también fue un hecho aprobado en esta época.

PERIODO MENFÍTICO

Al igual que sucedió con la ciudad de Tinis, en este periodo le tocó el turno a la ciudad de Menfis, que dio nombre a este periodo, donde reinaron 10 dinastías. Se le atribuyen las construcciones de Keops, Kefrén y Micerino.

PERIODO TEBANO

En la ciudad de Tebas se instaló su capital, donde se realizó la obra del Laberinto, un edificio que disponía de 1500 habitaciones y 12 patios, además de un lago artificial, para el uso de regadío.

PERIODO DEL APOGEO

Este fue el período de mayor éxito y consiguió alcanzar a su vez la mayor propagación, fruto de las conquistas realizadas entre otros por los faraones Tutmosis, El Grande y Ramsés II. Durante el reinado de Amenofis IV, se instauró el monoteísmo a favor del dios Atón.

PERIODO DE LA DECADENCIA

Este período quedaría marcado por las distintas guerras entre dinastías del Alto y Bajo Egipto, que hicieron perder fuerza a la cultura egipcia y dio lugar a las invasiones persas, griegas y por último del imperio romano que lo debilitó de manera definitiva en la batalla de Actium, venciendo a su reina Cleopatra.

Psicología y mejora de calidad de vida en Madrid

Madrid, resulta ser una de las ciudades a nivel mundial donde mejor se vive, debido a circunstancias tales como: el clima, la comida, nivel sanitario, seguridad, ofertas culturales etc. Todo esto, hace posible que la capital española se encuentre entre las primeras ciudades del mundo con mejor calidad de vida. A pesar de todas estas virtudes, vivir en Madrid también supone poseer un alto grado de paciencia, para luchar diariamente contra otros aspectos que nos aporta la vida en la capital. Como ocurre en otras grandes ciudades, éstas se ven rodeadas de circunstancias estresantes como los atascos que se forman a las entradas o salidas de estas grandes urbes. El estilo de vida frenético que este tipo de ciudades conlleva, hace que, en muchas ocasiones, sus habitantes presenten cuadros de ansiedad y permanezcan en un estado de estrés continuo. Lo que hace imprescindible, la presencia de numerosos Psicólogos en Madrid.

Mejor nivel tanto físico como emocional y mental

Ponernos en manos de la medicina Psicológica es una opción a tener en cuenta, ya que en muchas ocasiones nos ayudará a desbloquear la mente. Mejorar de calidad de vida en Madrid, es posible, siempre y cuando, pongamos los medios necesarios, así como la actitud apropiada para poder superar los posibles aspectos negativos que alteran nuestro día a día. Un buen número de Psicólogos en Madrid hacen posible con su trabajo que mucha gente se encuentre mejor a nivel tanto físico como emocional y mental, debido a que nos ayudan a combatir mejor el estrés y dar la importancia justa y necesaria que los problemas cotidianos tienen realmente, y no los que nuestra mente crea y distorsiona, provocándonos desajustes mentales y emocionales.

Somos nosotros quienes mandamos en nuestro comportamiento

Los hábitos de comportamiento de cada uno condicionan nuestro día a día, marcándonos un patrón de vida, que con el paso del tiempo haremos habitual y nos veremos de alguna forma sumisos ante ellos. Ser consciente de que somos nosotros quienes mandamos en nuestro comportamiento o reacciones ante la vida, y no dejarnos llevar por los desencuentros con nuestra propia mente, es un principio fundamental para vivir en perfecto equilibrio.